El uso del dron en el sector automovilístico

En un contexto en el que el uso del dron está en boga y el sector del automóvil tiende de forma ineludible hacia la transformación digital, los principales players se reinventan para ofrecer a sus clientes la tecnología más avanzada y mejor integrada en cada uno de sus productos. Así, el mercado busca diferenciarse y compite en liderar las tendencias disruptivas más novedosas impulsadas por la tecnología en el sector de la automoción, como la conducción autónoma, la electrificación o la conectividad global que complementen la mera actividad de la conducción.

El uso del dron en la industria automovilística a día de hoy está todavía destinado principalmente al proceso productivo.

En este macro-contexto, el uso del dron es una de las fuentes de oportunidad que comienzan a hacerse notar, pero que todavía están menos implantadas y explotadas en el sector de la automoción. Si bien es verdad que el dron tiene actualmente usos muy diversos y se emplea en numerosas industrias (agrícola, de seguridad, logística o telecomunicaciones), el uso del dron en la industria automovilística a día de hoy está todavía destinado principalmente al proceso productivo. En este sentido, las aplicaciones y combinaciones que aparecen entre drones y automóviles son infinitas y optimistas (muchas más que las del paradigma del coche volador), lo que dibuja un camino que solo se puede recorrer a través de la observación y la innovación, y se debe comenzar cuanto antes.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsAppEmail