Definición del modelo de negocio en el sector hotelero

Nuestro cliente se planteaba la puesta en marcha de una oportunidad de negocio detectada en el segmento de mercado “viajero con pasión por el running”.

A través de una jornada de reflexión estratégica con el equipo de Anima y varias sesiones de seguimiento y asesoramiento posteriores, se definió la propuesta de valor del servicio a ofrecer al cliente potencial detectado; así como el modelo de negocio óptimo a través del cual poder poner en marcha la propuesta de valor obteniendo la mayor rentabilidad posible.

Fase 1
Definir el modelo de negocio

En la primera fase, se llevó a cabo una sesión de trabajo conjunta con el emprendedor del proyecto con el objetivo de definir de forma detallada el servicio y el target de usuarios, además de validar el modelo de negocio. Por eso, se detalló una estrategia de marketing, un plan de operaciones, un modelo de ingresos y costes, y una definición del precio de implantación.

Fase 2
Asesorar en la puesta en marcha

El equipo de Anima llevó a cabo sesiones de acompañamiento y asesoramiento al emprendedor para el ajuste del concepto tras su validación. Se basó este ajuste en la validación con el target objetivo, y con los hoteles colaboradores después de entender los beneficios percibidos y hasta qué punto mejora la experiencia del cliente.